martes, 13 de junio de 2017

Reseña: Te daría el sol - Jandy Nelson




Noah y su hermana gemela Jude son inseparables. El solitario Noah dibuja sin parar, y se ha enamorado en secreto de su enigmático vecino. La atrevida Jude salta desde altísimos acantilados, se pinta los labios de rojo y habla hasta por los codos.
Pero tres años después, a los 16, los hermanos ya no se hablan. Algo pasó entre ellos que arruinó dramáticamente su relación llevándolos por caminos diferentes... Hasta que Jude conoce aun chico guapo, frágil y arrogante... y a alguien más, una nueva fuerza en su vida, todavía más predecible y ligada a su pasado de forma inevitable.
Los primeros años de esta historia los cuenta Noah; los últimos, Jude. Lo que ninguno comprende es que apenas conocen la mitad de la historia y sin tan solo pudieran compartirla tendrían una oportunidad de regalarse el mundo de nuevo.



RESEÑA


Noah y Jude son mellizos e inseparables. Ambos son talentosos artistas (Jude esculpe y Noah dibuja). Sin embargo a los trece Jude está más interesada en surfear y coquetear con chicos mientras Noah que es más tímido se limita a mirar de lejos al nuevo vecino y encerrarse a dibujar mientras cuenta los días para ingresar a la prestigiosa escuela de Arte que van a aplicar él y Jude.

La historia se alterna entre el Noah de 13 años y la Jude de 16 años. Vemos como al llegar a la adolescencia, ambos se van alejando y su rivalidad crece ya que no solo compiten por quién es el más talentoso sino por el afecto de su mamá. Noah al ser el más talentoso aparentemente tiene la preferencia de su mamá mientras que Jude quién la necesita más que nunca nota como la va
perdiendo a favor de su mellizo y así empieza una serie de acciones donde la envidia hará que hagan cosas que tendrán diversas consecuencias que vemos narradas por Jude.

Al alternarse los capítulos nos damos cuenta que tres años después no se hablan y ahora Jude es una friki sin amigos mientras Noah es el chico popular y deportista. Un cambio tan radical solo puede haberse originado por algo muy fuerte y en efecto vemos el pasado y el presente y qué fue lo que pasó.

Debo decir que este libro fue extraordinario. Jandy Nelson realmente sabe retratar las relaciones con los demás y sobretodo con los mellizos. Se quieren pero también cometen errores y no son perfectos. Vemos como se desarrolla cada uno y el impacto que tienen los eventos en ellos. En ningún momento la historia se ve forzada y me encanta que cada personaje tenga sus peculiaridades como Jude lo de traer amuletos y hacer embrujos, o de Brian que siempre trae cargando piedras en una bolsa. Además el arte es una parte muy importante en sus vidas y en ningún momento se sienten forzadas las descripciones e incluso le añaden un toque mágico al libro. 
La lírica y poética que imprime la autora en algunos pasajes sin duda son lo mejor de libro como cuando Jude y Noah juegan a dividirse el universo. A cada uno le toca el mar, las aves, la tierra y debido a un dibujo que se quiere quedar Jude, sale a relucir el: "te daría el sol" lo cual verán que tiene mucho significado en la historia y sobretodo relacionado con otro personaje.

El único problema es que tal vez el ritmo es un poco difícil de agarrar porque al principio no entiendes muchas cosas pero eso se va resolviendo conforme avanza la historia. Sin duda una novela que merece muchísimo la pena sobre el amor, la amistad, la familia y el arte. También recomiendo mucho la otra novela de la autora "El cielo está en cualquier lugar".


No hay comentarios:

Publicar un comentario